Un nuevo paradigma en el consumo

image Megaupload, uno de los almacenes online de archivos más populares del mundo (el más práctico y más rápido), fue cerrado este jueves y cuatro de sus responsables fueron detenidos en Nueva Zelanda a pedido de Estados Unidos. Además de allanar la casa de Kim "Dotcom", como se conoce al fundador del sitio, la policía neozelandesa y el FBI bloquearon sus cuentas bancarias por valor de casi 7 millones de euros.

El hecho se produjo veinticuatro horas más tarde de las protestas mundiales contra la inminente votación en Estados Unidos de la ley SOPA (sigla en inglés de cese de la piratería en línea), en las que participaron Google, Wikipedia y también sitios como Cuevana, Derecho a leer y otros.

Si bien el cierre de Megaupload no se apoyó en la ley, despertó ayer fuertes reacciones que podrían leerse como una guerra virtual contra instituciones y corporaciones que defienden la ley. El grupo Anonymous, una vastísima red de usuarios de Internet en todo el mundo, convocó un movimiento en protesta por esta situación. De este modo, aproximadamente cinco mil usuarios se unieron al operativo, que consistió en un ataque digital que terminó por bloquear durante varias horas catorce sitios webs, entre los que estaban el Departamento de Justicia, el del FBI, el de Warner, Universal Music, Hadopi (organismo francés que trabaja contra las descargas ilegales en la web). "La incursión contra Megaupload demuestra que las fuerzas del orden no necesitan leyes para atacar a Internet", afirmaba el colectivo en una declaración pública citada por la prensa.

Este choque, que en principio podría parecer como una batalla entre ley y delito, responde de fondo a un cambio radical en las pautas de consumo cultural, gestado a lo largo de las últimas tres décadas mediante Internet (desde las primitivas BBS hasta los actuales sistemas de intercambio y descarga de archivos). Lo que se debate es qué tan duradero será este cambio y qué tan satisfechas quedarán las tres patas del conflicto: usuarios, creadores y empresas intermediarias. "La jornada de ayer fue épica", decía el comunicado de Anonymous.

fuente: el pais

.

0 comentarios:

Publicar un comentario

CUEVANA TWITTER